La Historia de Chewbacca PARTE 1

Si hay una saga que lleva 33 años con el mejor fandom y sin duda todavía sigue siendo nombrada es ¡Star Wars!

 

Siendo una franquicia que inició con un borrador lleno de miles de nombres, planetas y descripciones de personajes que disfrutamos en el cine. Pasando por varias ediciones hasta dar con la cinta que cambió la vida de Lucasfilm por completo presentando esta película inicialmente como «The Star Wars» hasta pasar a los títulos que conocemos, como por ejemplo «Episodio IV: Una nueva esperanza».

 

George Lucas causó inspiración en la gran industria del cine como en el espectador que disfrutó de sus películas, pero algo que debemos destacar es que la mítica trilogía inicial de esta guerra de las galaxias dejó personajes que todavía siguen haciendo historia.

 

Darth Vader, Luke Skywalker, la princesa Leia, Han Solo y el leal copiloto que es el protagonista de esta nota web conocido como Chewbacca. ¿Cómo se inspiraron para crear este personaje?

 

Todo se remonta a un perro. Sí, leíste bien, en 1970 George Lucas era dueño de un Alaskan Malamute e inspirándose en la personalidad de su mascota para la creación del Wookiee de la saga. Claro, su raza no se caracteriza por tener el pelaje castaño y despeinado como el del personaje por eso a medida que iba describiendo a Chewie su apariencia que conocemos en las películas empezó a relucir.

 

Y así es como gracias a un temperamento cariñoso, leal y juguetón fue inspiración para que Lucas cree una de las mejores amistades en Star Wars ¡Chewie y Han Solo!

 

Conecta con tu lado más geek en la cuenta de Instagram @movilnet_e.