La batalla de las mujeres en los eSports

Las mujeres en los eSports

Actualmente el movimiento feminista cada vez está más activo y visible, trabajando sin descanso por una sociedad más justa y equitativa para todos los géneros, a pesar de esto aún existe un grupo de la sociedad que considera esto un movimiento innecesario y en cualquier oportunidad se busca menospreciar los esfuerzos de este movimiento de derechos humanos. Por eso hoy quiero colocar sobre la mesa una realidad que ha alcanzado al mundo gamer y es que los esports son un territorio hostil para las mujeres.

La presencia femenina en equipos profesionales es muy baja y muchas de las jugadoras se ven sometidas a ciberacoso, machismo y discriminación de género mientras compiten.

Mujeres en los eSports

Un estudio hecho por la agencia Play The Game arroja que el 44% de los videojugadores son mujeres y un 29% consume habitualmente competiciones profesionales. Pese a ser una industria joven, el ciberacoso, el machismo y la discriminación de género que las rodea casi a diario dificulta que quieran medrar en este mundo digital jugado en masculino.

“He trabajado con un montón de mujeres, pero para mí, siempre y para toda la vida, me vale más un hombre que una mujer”. Fue la frase dicha a Aidy García, antigua jugadora profesional de Counter-Strike: Global Offensive, quien asegura que le resulta imposible olvidar esta frase. Pues  lo dicho la discriminó sin tapujos por el mero hecho de no ser un chico,  frase  que le dijo  un compañero de equipo del que se desligó hace ya unos años. Recuerda con mucho cariño su etapa dedicada a los eSports, aunque la brecha salarial también la golpeara por una mera cuestión de género. “En un torneo en París, el premio máximo para nosotras era de 4.000 euros y para ellos de 20.000”, lamenta.

Y es que estas divergencias salariales en función del sexo sacuden a toda la industria de los videojuegos. Pocas mujeres han obtenido mayores ingresos que jugadores de su mismo nivel. Un estudio de EsportsBets publicado en enero refleja este abismo económico entre los 500 mejores profesionales. Mientras que ellos ganan una media de 360.000 euros, ellas se tienen que conformar con poco más de 2.600. Quién puede comenzar a revertir esta situación, tanto monetaria como de notoriedad, es Sacha “Scarlett” Hostyn, una jugadora canadiense de Starcraft II que, hace un mes, se alzó con uno de los torneos más prestigiosos de este juego en Corea del Sur.

La ventaja de los deportes electrónicos, en comparación con otras disciplinas como el atletismo o el fútbol, es que no existen restricciones de género para competir. Cualquier equipo puede ser mixto. Sin embargo, cuando alguno ha optado por dar cabida a una mujer, la discriminación y el ciberacoso en las redes ha sido la respuesta de la comunidad. Bien lo conoce Maria Creveling, más conocida como Remilia, y que fue la primera chica en llegar a la máxima competición de League of Legends (LoL) en Estados Unidos. Pese a su talento, al poco de alcanzar la cima, tuvo que descenderla de golpe por el machismo imperante. “Los eSports están dominados por los hombres y hay un sexismo evidente. Los directores de equipos se reirían de la idea de contar con una mujer en sus filas. Preferirían contratar a un chico con peores habilidades antes que a una mujer con más nivel”, asegura por correo electrónico.

Las palabras de Creveling no andan muy desencaminadas. Una encuesta de 2017 de ESPN a jugadores de primer nivel de LoL de Norteamérica concluyó que el 27% se mostraría incómodo con la presencia de mujeres en su plantilla, estaría más nervioso y perdería la concentración con mayor facilidad. La solución no consiste tampoco en crear más competiciones solamente femeninas, que ya existen en la mayoría de videojuegos. Al menos así lo entiende García, quien opina que no se trata de un deporte condicionado por el género. “No hablamos de capacidades físicas. Con trabajo y ciertas cualidades, podemos competir en igualdad de condiciones con los hombres”, argumenta.

La verdad es que los torneos de esports separados por género no tienen justificación alguna más allá de que los hombres no pueden ver a las mujeres como un igual, y esperamos que cada vez se pueda cambiar esto, así que si quieres conocer nuestro top de atletas de esports favoritas visita nuestra página de Facebook @MOVILNET_E